Ya te he hablado mi tierra natal Salamanca. Hoy te voy a hablar de mi segunda tierra, Dublín. Una ciudad en la que viví durante más de dos años y, a través de la cual me enamoré de Irlanda, su vida y la vida en general.

Y, es que hablar de Dublín es hablar de alegría, buen ambiente y una cultura musical increíble. Todo ello combinado hace que, año tras año, salga como una de las 10 ciudades más «amigables» y acogedoras en el mundo.

En este post no solo te voy a enseñar lo más importante de la ciudad, sino que también voy a intentar transmitirte ese buen ambiente que se respira en cada rincón de la ciudad.

índice

Lo mejor de Dublín no son sus monumentos...

No sabía muy bien como empezar este post, si por los monumentos o por su gente, vida y música. Aunque se suele decir que lo mejor se deja para el final, he decidido hacer lo contrario y empezar por la esencia y el corazón de Dublín, para llevarte (espero) a un viaje de emociones y sentidos.

Y, es que Dublín puede tener el parque más grande de Europa, una universidad que es referente en todo el mundo…, pero lo que realmente hace único a esta ciudad (y a Irlanda), es su gente y su vida. 

Música

Pasearse por sus calles es todo un regalo para la vista y los oídos. Ves a la gente feliz, riendo, bailando (si bailando) y, sobre todo oyes música. Una música que está en lo más profundo de sus raíces e impregna cada calle de la ciudad. Da igual si hace frío, llueve o nieva, que siempre verás a alguien tocando por las calles. Músicos que tocan y cantan de verdad, que según pasas, te vas parando a escucharlos, porque con su flauta irlandesa (tin whistle), parece que te van hipnotizando como se hipnotiza una serpiente con el sonido de una flauta.

Grafton Street, una larga calle comercial que de noche es un espectáculo que no te puedes perder. No te imaginas la sensación, después de una alocada noche en Temple Bar, de pasar por esta calle. Una calle que está en silencio y, a lo lejos oyes a alguien tocando. Te vas acercando hasta llegar a la persona que está con su guitarra y su altavoz haciendo versiones de canciones famosas… Ya te digo que todo lo que te puedas imaginar se queda corto.

Y que decir del famoso Temple Bar. Cruzando desde el lado norte de la ciudad, por el famoso Half penny Bridge, llamado así porque en el pasado para pasar del lado norte (zona pobre) al lado sur (zona rica), tenías que pagar medio penique, llegarás a Templer Bar. Un lugar para mí mágico y un regalo para cualquiera que le guste la música. Un sitio para turistas sí, pero que tiene un ambiente especial y que hará que pierdas la noción del tiempo. Conciertos en cada pub, gente cantando a coro, bailando unos con otros y de todas las edades. Hace un par de semanas estuve en Dublin y, en uno de estos pubs, había una señora, que tendría 80 años, bailando como si no hubiera mañana. 

Y si quieres algo más auténtico, siempre puedes ir al Cobblestone, donde hacen trad sessions (improvisaciones de música irlandesa) o al Whelan’s, todo un referente para conciertos en Dublín.

O relajarte en una viaje iglesia  (the Churh) o banco (The Bank) reconvertidos en pubs.

Las opciones son infinitas y me podría extender páginas y páginas sobre sitios con un encanto especial donde ir… 

También decir que me ha costado elegir el vídeo, porque hay tantos pero me he decidido a ponerte uno de música típica irlandesa en medio de la calle.

De todas formas, si te interesa conocer más sobre grupos, déjame un comentario y te dejo algunos nombres.

Su gente

Como dije al principio del post, Dublín se encuentra en los primeros puestos a nivel mundial de gente amable, acogedora…, y esto lo vas a notar nada más llegar a la ciudad. 

Mucha gente te dirá que no hacen nada más que beber y su cultura es ir al pub. Puede ser… pero tampoco te negarán que cuando necesites algo, siempre te van a intentar ayudar y, si estás perdido y preguntas, siempre se pararán para echarte una mano.

Por no decir que si estás en un pub de irlandeses, raro será la vez que no acabes hablando con uno.

Otra anécdota. Cuando llegué a Dublin, los comienzos fueron difíciles, no me salía nada en el trabajo, el jefe alemán tampoco ayudaba mucho que digamos… El caso es que llegó a oídos de un compañero irlandés que no me sentía a gusto. Bueno, pues me llamó, me llevo a su despacho y me empezó a preguntar que qué me pasaba, cómo me podía ayudar, que no me preocupará… Pues oye un gesto así  tan tonto no sabes como me ayudo… Y anécdotas de estás, tengo unas cuantas…

Phoenix Park

Phoenix Park, el pulmón de la ciudad. El parque urbano más grande de toda Europa, con más de 700 hectáreas.

Un parque con mucha vidilla, donde vas a encontrar a gente haciendo deporte, conciertos al aire libre, exposiciones… Desde luego, merece la pena pasar el día aquí y ver todo lo que te puede ofrecer este maravilloso parque.

Pasearse por aquí te va a llevar fácilmente 3-4 horas andado. También tienes la opción de hacer el recorrido en bici (tiene más de 14km de carril bici). En la misma entrada puedes alquilar una muy barata para todo el día.

Sin embargo, si tienes tiempo, mi recomendación es que visites el parque a pie. Te va a permitir estar más en contacto con la naturaleza, disfrutar del lugar y, sobre todo, de la paz después de haber visitado la ajetreada ciudad, o de una noche en su alocada Temple Bar.

En el parque vas a encontrar varios monumentos y lugares que no te puedes perder:

  • Monumento Wellington. Como sabes, Wellington es uno de los militares más famosos en Inglaterra, gracias a que derrotó a Napoleón. Cuando Irlanda aún estaba bajo el dominio de los ingleses, se erigió este monumento en reconocimiento al militar. En este monumento vas a encontrar todas las batallas ganadas por el duque de Wellington. Como te puedes imaginar, al ser un símbolo de Inglaterra, ha sufrido numerosas amenazas por parte de los nacionalistas irlandeses. 
  • Zoo: El más antiguo de Europa. Lo he incluido en la lista pero realmente, ¿vas a ir a Dublin para ir a un zoo? 
  • La casa presidencial (Aras An Uchtarain), que ofrece visitas guiadas todos los sábados. Si lo visitas, ¿me dirás a que otro importante edificio de Estados Unidos te recuerda?
  • Cruz Papal: Una imponente cruz de más de 35 metros de altura que se erigió cuando el papa Juan Pablo II visitó la ciudad en 1979 y dio una multitudinaria misa al aire libre donde acudieron más de 1 millón de personas.
  • Magazin Fort: Un fuerte que utilizaron las tropas británicas y donde se dieron importantes batallas, como el levantamiento de 1916.

Y por último, no te puedes perder los ciervos por todo el parque que, combinado con el paisaje, jardines y bosques, proporcionan una de las vistas más bonitas de toda la ciudad. 

Por cierto, una aclaración, aunque el nombre del parque pueda parecer que hace referencia al fénix, el ave que resurge de sus cenizas, realmente viene del gaélico Fionn Uisce, que significa aguas claras.

Dublín
Monumento Wellington - Phoenix Park

Trinity College

Otro icono de la ciudad en el mismo centro de Dublín. El Trinity College es una de las universidades más famosas del país y cuenta con un enorme campus de más de 190.000m2.

Esta Universidad no te va a dejar indiferente. Ya desde que entras te vas a dar cuenta de la grandiosidad de este campus. Un enorme patio central que da acceso a diferentes zonas y unos edificios de una arquitectura preciosa.

Presidiendo el patio central, en el mismo centro, se encuentra el campanario. Un lugar lleno de anécdotas e historias. Una de las más curiosas es que, si un estudiante pasaba por debajo justo cuando tocaban las campanas, suspendería la carrera. Un poco lo contrario a lo que ocurre si ves la rana en Salamanca…

Junto a este campanario se encuentra la figura del rector George Salomon. También, la historia de este hombre es muy interesante. George Salomon se negó a que entrará una mujer a estudiar. Y tal es así, que el día en que entró la primera mujer a estudiar, George Salomon murió. Cuenta la leyenda que fue de un infarto al ver una mujer entrar en su recinto…La historia es muy famosa hoy en día entre los universitarios. De manera que, ahora, las mujeres para vengarse, lo que hacen cuando acaban la carrera es restregar el título sobre la cara de la figura del rector.  

Pero la entrada a la Universidad solo es el principio de este imponente recinto. En el mismo campus se encuentra una biblioteca de gran belleza con el Long Room y que, si no fuera suficiente con su belleza, aloja en su interior el famoso Libro de Kells. Un libro con numerosas ilustraciones y motivos celtas acompañando a los 4 Evangelios. 

Christ Church

Situado muy cerca de Temple Bar, está Christ Church, una impresionante iglesia de 1028.

Es la catedral más antigua de Irlanda, con un estilo que mezcla elementos góticos, victorianos y románicos. 

En esta iglesia te vas a encontrar el edificio principal donde se encuentra un órgano y, algunas tumbas famosas. Además, hay una cripta donde, como especial interés, se encuentra un gato y una rata momificadas atrapados en una de las tuberías del órgano. La verdad es que la imagen da un poco de «yuyu»…

Por último, no te puedes perder el coro, uno de lo más conocidos en todo el país y que, en un lugar como esta iglesia, hace que se cree un ambiente mágico. 

Christ Church

St Patrick Cathedral

Otra imponente catedral de estilo medieval en el centro de la ciudad que, además, cuenta en uno de sus lados con una zona ajardinada muy concurrida y en la que siempre verás a gente leyendo, haciendo picnic… 

La historia de esta catedral es muy curiosa. Al principio, la idea es que esta catedral reemplazaría a Christ Church. Sin embargo, al final se decidió dejar las dos y, es por eso que Dublin tiene dos catedrales. Ambas, por cierto, de la iglesia anglicana. 

Por último, aquí se encuentra enterrado el autor de los viajes de Gulliver, ya que una vez fue decano en esta ciudad. 

Dublín
St Patrick Cathedral

La cárcel (Kilmainham Gaol)

Esta cárcel se construyo 1796 y se utilizó como cárcel hasta 1924. 

Aunque se encuentra un poco más alejada del centro de la ciudad, es fácilmente accesible por bus y, yo te recomiendo que vayas y hagas la visita guiada.

Durante la visita te van a contar como, no solo sirvió para encerrar a delincuentes o presos políticos, fundamentalmente de la rebelión de 1916. Por aquí también pasaron muchas personas que, durante la gran hambruna que sufrió Irlanda, cometían un delito para que les metieran en la cárcel y, por lo menos tener una comida al día. Vas a ver las celdas,  te van a contar la historia de los líderes de la rebelión, como morían…, Desde luego yo cuando hice el tour me impresionó bastante y salí con una sensación «muy extraña».

Eso sí, si te decides a hacer el tour, reserva con antelación ya que, los grupos suelen ser reducidos, hay mucha demanda y se suelen estar siempre llenos.

Por último, como curiosidad decirte que aquí se rodó parte de una película muy famosa «The italian Job». 

Dublín
Kilmainham Gaol

Molly Malone

Obviamente no podía acabar este post sin hablarte del símbolo de la ciudad, la Molly Malone y que ha dado lugar a una de las canciones más famosos de Irlanda.

Y, como para conocer su historia ya hay una canción, y no te quiero aburrir más, aquí te dejo la canción sobre ella.

¿Te ha gustado el post? Si es así ayuda a compartir

Deja un comentario

error: Content is protected !!