Suiza es uno de esos países que no te dejará indiferente, tanto para bien como para mal. Viví en Suiza durante 6 meses, en concreto en Ginebra,  y, para mí es uno de los países más aburridos del mundo. Sin embargo, tengo que admitir que en cuánto a paisajes y naturaleza es espectacular. Aquí te enseño una muestra de su increíble belleza: Interlaken.

Ya te digo que cualquier foto que veas no se va a acercar ni a una cuarta parte de lo que es en realidad. Por tanto, yo te recomiendo que hagas una ruta a esta zona, cuando te puedas escapar.

índice

Consideraciones previas

Como sabes, Suiza no forma parte de la Unión Europea, por tanto, hay varios aspectos que tienes que tener en cuenta antes de viajar a este país:

Pasaporte o DNI?

Suiza no forma parte de la Unión Europa pero pertenece al espacio Schengen. Esto que quiere decir?

Básicamente, que no existen fronteras interiores entre Europa y los países incluidos en este acuerdo, permitiendo la libre circulación de ciudadanos entre los dos territorios. Esto se traduce en que no necesitas tu pasaporte para ir a Suiza y con el DNI es suficiente. 

Internet

Ahora que ha desparecido el roaming y las compañías telefónicas te permiten utilizar una cantidad de tus datos de Internet en cualquier país de Europa, estamos acostumbrados a viajar por Europa sin preocuparnos por el acceso a Internet.

Sin embargo, desafortunadamente, en Suiza no se aplican estas condiciones. Por tanto, cuando viajes tendrás que hacer uso del roaming para acceder a Internet o comprar una tarjeta prepago allí. 

Yo te recomiendo esta segunda opción porque te saldrá mucho más barato.

Existen muchas compañías, sin embargo, mi recomendación es Lebara, que es la que utilicé mientras viví allí. La puedes comprar directamente en el aeropuerto de Ginebra y te ofrece datos ilimitados por 1.5CHF al día. Vamos, nada comparado con lo que te costaría si utilizarás el roaming.

Cambio de divisas

Otro de los aspectos que tienes que tener en cuenta cuando viajes a Suiza es que no utilizan euros. Su moneda local es el franco suizo, por tanto, te tocará cambiar dinero. 

La recomendación es que intentes pagar todo con tarjeta. No obstante, siempre lleva algo de dinero para imprevistos. 

Existen varios lugares para que cambies tu dinero:

  • Banco: Esta es la opción típica y más común. Antes de ir a un banco u otro, comprueba las comisiones que aplican. Por experiencia propia te digo que varían mucho entre un banco y otro.
  • Aeropuerto: Para nada recomendado. Tienen sus propias comisiones y el cambio que te dan nunca va a ser rentable.
  • Casa de cambio: Al igual que con el aeropuerto, tiene sus propias comisiones y al final, lo que parecía un cambio ventajoso, no lo es.
  • Online: Sin duda mi opción preferida y dentro de esta opción te recomiendo RIA. Esta plataforma te permite cambiar dinero sin ningún tipo de comisión ni gastos de gestión, te llevan el dinero a casa y además te recompran las divisas que te hayas gastando.

La ruta

Te voy a mostrar la ruta a Interlaken parando en algunos sitios interesantes que no deberías perderte ya que estás en Suiza.

Para ir a Interlaken, tienes la opción de coger el coche o ir en tren. Nosotros hicimos el recorrido en coche y, aunque es verdad que te da más libertad y opción a ver más cosas, el tren tarda más o menos lo mismo y también para en puntos interesantes.

Por tanto, si no te quieres complicar, coge el tren. En este caso los trenes que tendrías que coger serían:

  • Ginebra-Lausanne: línea IC1
  • Lausanne-Lvaux: línea S1
  • Lausanne-Bern-Interlaken: línea IC1/IR15 hasta Bern y ahí cambio a la línea IC61/IC6 hasta Interlaken

Y los puntos que vamos a visitar son: Ginebra, Lausanne, Lavaux e Interlaken.

Ginebra

Cómo llegar

Ginebra está muy bien comunicada con los principales aeropuertos de España y con precios bastante asequibles. Como siempre, yo te recomiendo que busques en Skyscanner, ya que te va a dar todas las alternativas posibles. 

Desde el aeropuerto de Ginebra, que tiene dos terminales, existen 2 buses, la línea 5 y la línea 10, que te dejan en la ciudad en 20 min. Únicamente ten en cuenta que la línea 5 no llega a la T2.

Otra opción para llegar a la ciudad es por tren, que te deja en la ciudad en menos de 10 min.

Alojamiento

Cuando viví en Ginebra estuve en casa de una familia de españoles. Sin embargo, cuando vinieron a verme, precisamente para hacer esta ruta, mis amigos se alojaron en el Geneva Youth Hostel. El hostel estaba muy limpio, era tranquilo y estaba cerca del centro. Eso sí, el precio es un poco caro, unos 40 CHF en habitación compartida. Aunque ya sabrás que Suiza es extremadamente caro.

Como alternativa, puedes buscar quien te aloje de manera gratuita a través de alguna de las plataformas que te comente en mi post «Conocer gente mientras viajas: vive experiencias únicas». Esto te ayudará a ahorrar costes y seguro que conoces gente muy interesante.

Por último, si vais varios es posible que os compense coger un airbnb.

Qué ver

Uno de los iconos de la ciudad es el Jet D’Eau, unos chorros que pueden alcanzar unos 140 metros de altura. Su ubicación no tiene perdida, ya que a poco que te des una vuelta por la ciudad lo vas a ver.

Obviamente, si estás en Ginebra no puedes perderte la sede de las Naciones Unidas, que se encuentra en el Parque de las Naciones. Aquí podrás reservar una visita guiada a alguna de sus salas. 

En esta misma plaza vas a encontrar el monumento «Broken Chair». Este monumento, hecho en madera, simboliza la oposición a las minas antipersona y las bombas de racimo.

Otro lugar emblemático de Ginebra es el Parque de los Bastiones (Parc des Bastions). Aquí se encuentra el primer jardín botánico de la ciudad. Además, es famoso por el llamado Muro de la Reforma, que representa a las autoridades de la reforma. También encontrarás el palacio Eynard (que alberga las autoridades ejecutivas de la ciudad), la Universidad y la biblioteca de Ginebra. 

Por último, no te puedes ir sin visitar La Jonction, que es donde confluyen los dos ríos de la ciudad, el Rodano y el Arve, dando lugar a una mezcla de colores que no te puedes perder.

Jet D'Eau
Muro de la Reforma

Lausanne

Cómo llegar

Cogiendo la línea IC1 desde Ginebra podrás llegar a Lausanne. El trayecto dura únicamente 45 minutos.

 

Qué ver

Lausanne es una ciudad universitaria, por tanto, nada que ver con Ginebra. Aquí notarás un ambiente mucho más estudiantil y más vida que en Ginebra. 

No te puedo recomendar un alojamiento específico, ya que al vivir en Ginebra, únicamente la visite en el día y volví. Sin embargo, existe una gran cantidad de opciones, al ser una ciudad de estudiantes.

Dando un paseo por la ciudad, encontrarás en el mismo centro la Place de la Palaud, donde se encuentra el ayuntamiento. También, en esta misma plaza está la Fontaine de la Justice, la cual data de 1500.

Sin embargo, para mi lo mejor de la ciudad, son las vistas que vas a encontrar. Entre ellas, yo te recomiendo las que se ven desde Explanade de Montbenon. El lago y las montañas al fondo… simplemente espectacular.

Por último, otra las cosas que no te puedes perder, y más si te gusta la naturaleza, es el Parc de Mon Repos. En este parque encontrarás, entre otros árboles, secuoyas gigantes.

Lavaux

Para ir aquí hay dos opciones, el S1 y el S3. El S3 es más rápido. Pero yo te recomiendo el tren S1, ya que vas a pasar por todos los pueblos y vas a tener unas vistas increíbles a lo largo de todo el viaje.

Desde luego si estás en Lausanne, no te puedes perder la excursión de un día a Lavaux.

830 hectáreas de viñedos y terrazas a lo largo de 30 km alrededor del lago. Salvando las distancias, me recordaron mucho a los que te encuentran en Cinque Terre, en Italia (otro viaje super recomendado).

Lavaux

Interlaken

Cómo llegar

Desde Lausanne puedes coger la línea IC1 o IR15 y tendrás que hacer un cambio en Bern para coger la línea IC61.

El trayecto dura alrededor de 1h40 min, con lo que puedes hacer la excursión perfectamente en el día y volver a Lausanne o directamente a Ginebra.

Qué ver

Casi mejor que no ver! Interlaken es una postal viviente. Llegar a este pueblo es como entrar en una película con escenarios espectaculares.

Interlaken esta localizado en un valle, rodeado por el lago Thun y el lago Brienz. No te puedes imaginar el color de sus agua. Un azul turquesa que no parece real. 

Además vas a tener una sensación de paz enorme. Solo imagínate las montañas al fondo, el lago con el azul turquesa y tu sentado en el muelle contemplando ese paisaje… no tiene precio.

Pero Interlaken no solo es el lago y la montañas. Existe un recorrido en tren con unas vistas que te quitarán el aliento. Y si con eso no has tenido suficiente, el recorrido acaba en Jungfraujoch, el final de la línea de ferrocarril y la más alta de Europa. Y desde aquí… el paraíso (congelado), unas vistas impresionantes al Glaciar Aletsch, declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Interlaken - Tea Valley
Jungfraujoch

Espero que te haya gustado. Si es así, ayuda a difundir a través de las redes sociales.

(Este post tiene una serie de links, algunos de los cuales son links de afiliados. Eso que significa? para ti nada, no te va a afectar al precio final. Pero para mi, estarás contribuyendo a que pueda continuar escribiendo y vivir de ello. Gracias=

¿Te ha resultado interesante? Únete para no perderte ninguno de mis posts

Deja un comentario

error: Content is protected !!